Las fiestas de Navidad en Francia


Un encanto especial

Ahora que se acerca la Navidad, ¿por qué no hablar de cómo pasan estas fiestas en Francia?

La Navidad es una época familiar donde solemos disfrutar de las escenas más tradicionales. En este sentido los franceses no son muy diferentes a nosotros. Pero las Navidades en Francia tienen un encanto especial.

Pasear por París en Navidad, con su gran espectáculo de luces, es una experiencia que no tiene precio. Así, podemos disfrutar de los árboles de Les Champs Elysées adornados con luces de colores; la fachada de Galerías Lafayette totalmente iluminada y en su interior un imponente árbol de Navidad (le sapin de Noël). Las casas de los particulares también se adornan con luces y adornos navideños.

Hasta aquí todo normal, pero no todas las regiones de Francia celebran las fiestas de la misma manera: en Alsacia y Lorena, por su cercanía con Alemania, están muy arraigadas las costumbres de origen germano, mientras que en el sur las tradiciones son más mediterráneas.

El valor de las tradiciones

Le marché de Noël. Desde finales de noviembre se colocan los mercados de Navidad. Aunque se ponen en todas las principales ciudades de Francia, en la pequeña región de Alsacia es donde la tradición de los mercadillos de Navidad está más arraigada. El más conocido es el de Estrasburgo, que es también el más antiguo de Francia y el más grande de Europa. En él las tradiciones galas y germánicas se aúnan dando lugar a un mercado excepcional lleno de encanto y tradición donde los comerciantes proponen al visitante originales regalos y objetos tradicionales para decorar su árbol de Navidad o belén. El visitante también puede comprar las diferentes especialidades navideñas: golosinas, vino caliente, buñuelos…

La fête de Saint-Nicolas.  En el noreste de Francia (Alsacia y Lorena), de nuevo por influencia germana, las celebraciones navideñas se inician el 6 de diciembre con la llegada de San Nicolás, que trae regalos y dulces a los niños. Mientras que San Nicolás trae regalos a los niños buenos, otro personaje, le Père Fouettard, propina latigazos a los niños que se han portado mal. Con el tiempo los latigazos se reemplazaron por carbón.

La nuit de Noël. (Nochebuena) En Nochebuena y Navidad las familias se sientan a la mesa para intercambiar buenos deseos. En Francia se da mucha más importancia a Papá Noel (le Père Noël) que a los belenes, ya que es un país tradicionalmente laico. La tradición es que en la víspera de Navidad los niños ponen sus zapatos junto a la chimenea y le Père Noël les deja sus regalos. Además, la mañana de Navidad los niños encuentran regalos debajo del árbol, y dulces y frutas colgados de él.  Esta tradición se remonta al siglo XIX, cuando los árboles de Navidad se decoraban con frutas, pero en 1858 la cosecha fue mala y los maestros vidrieros de Moselle, en Lorena, pusieron de moda un nuevo motivo decorativo: las bolas de cristal.
Por otro lado, aunque es más común que las casas se adornen con el típico árbol de Navidad, en el sur de Francia está muy arraigada la crêche, muy similar al belén español, que adornan con figuritas de arcilla conocidas con el nombre de santons.
Este día suele hacerse una cena familiar, donde algunas comidas típicas son el pavo asado, el foie-gras de pato o de oca, y el boudin blanc (salchichas blancas). También tienen algunos postres tradicionales, como la bûche de Noël, un pequeño bizcocho en forma de tronco hecho con nueces y chocolate y relleno de crema o trufa.

La Réveillon ou Saint-Sylvestre. Es la fiesta de fin de año (31 de diciembre) y se celebra entre amigos. En muchos sitios, además de la cena, se hace el baile de le Réveillon. Al sonar la duodécima campanada, todos se desean un feliz año (“Bonne Année!”) y se besan y brindan con champagne francés.

Les cartes de voeux. El 2 de enero todo vuelve a la normalidad. Sin embargo, una tradición muy importante es enviar las tarjetas de felicitación de año nuevo (cartes de voeux) durante el mes de enero.

La fête des Rois. El día de los Reyes o la Epifanía. Allí también se celebra la noche del 5. Un dulce típico es la Galette de Rois. Durante el mes de enero, se vende en las panaderías. Es una torta de hojaldre que suele estar rellena de pasta de almendras y va rodeada de una corona de cartón.  La torta se corta en porciones y dentro de ella hay una figurita (la fève): quien la encuentre en su porción será coronado rey. En el sur de Francia, la composición de la galette es diferente, no se trata de una torta de hojaldre sino que se parece más a un bizcocho, y al roscón español.

¡Ahora ya lo conoces todo sobre las fiestas de Navidad en Francia! ¿Te ha parecido interesante? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WordPress spam blocked by CleanTalk.